Dispone de 10 pequeños apartamentos turísticos para dos, tres o cuatro personas, en un
lugar céntrico y tranquilo, alrededor de un típico y agradable patio ajardinado de estilo
andaluz. Constan de un dormitorio con dos camas y ventilador de techo, cuarto de baño, salón, cocina americana,frigorífico, TV y terraza.

 
             
             
   
 

 
 

Sirviendo de punto central a los apartamentos, como si fuera la plaza de una ciudad, se encuentra el patio del edificio. Allí el sol y la sombra se mezclan entre las plantas y flores que adornan el lugar. Presidiéndolo todo, un limonero amigo y, sobre todo, buen vecino, nos alegra el día con su presencia, mientras trabaja en silencio produciendo los limones que el restaurante consume. Él y un frondoso frangipani actúan de centinelas y cuidan de nuestro descanso.

 
             
 

El edificio está situado en el céntrico casco histórico de Nerja, en una zona tranquila y protegida, cercana a la Playa de Burriana y a las recoletas calas que bordean el antiguo entorno urbano y el Balcón de Europa, punto límite de esta costa, construido sobre las ruinas de una antigua torre, a la orilla del mar.El conjunto de acantilados, playas y montañas cercanas convierte su paisaje en un estupendo espectáculo natural.